domingo, 26 de agosto de 2018





                           
Y la voz de Zitarrosa
                        ciñe a la mujer que durante horas
mira en portugués a las palmeras
como ella vulneradas 
por el viento de la escollera
el río apaga la música
                        y la música el deseo
obstinado en descifrar 
la otra mitad del mundo
desde una nave sin timón
acaso invisible
como la voz de Zitarrosa
                        que vuelve 
                        buscando en clave de amor
                        a esa mujer sin nombre
que huye siempre
                        por el oscuro pasillo de un hotel.

2 comentarios: