sábado, 8 de diciembre de 2018




                                                           Heinrich von Kleist


La música de las esferas
gozoso cobijo deslumbrando
la carne todavía temblorosa
de un Aquiles sangrante
en la boca de Pentesilea
mientras el cielo se abre y trae  
palabras que sólo son palabras
abrazadas a sí mismas
constelaciones desmesuradas
a punto de resucitar en Etiopía
el hueso que las contiene.



No hay comentarios:

Publicar un comentario