viernes, 30 de septiembre de 2016



El aliento del arenal nos dice
              quedamos pocos
corriendo tras los caballos blancos
flujo arqueológico de luciérnagas
sobre la hierbabuena
inunda la almohada
y esa luna sospechada de arcanos
en el reino de los animales 
              y los frutos 
de los árboles de Castilla
me habría dicho        vamos hermana
deja de acostarte de espaldas
              sobre el exilio

no señales la orfandad       no
suficiente con este atadito de grietas
que llevas en la frente
y la montaña
gastada
             de tanto empujarla adentro.

                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario