miércoles, 28 de junio de 2017



                            Dónde estarán las naves bálticas
                            las que hacían crujir el hielo
                            como un gran cuervo blanco

                            vendrán                alguna vez
                            de la memoria del mar
                            a quebrar cortezas del aire
                            dibujadas por la inquietud
                            de palomas ostentosas de lujuria
                                 desafiarán lo eterno
                            de las flores del vitral
                              y sus mariposas iluminadas
                            libando del vacío
                            incendios que suceden
                            como promesantes de invierno
                            por el valle de Arauco

                            llegarán atraídas por los acordes
                                      de Egmont y Coriolano 
                            hasta que nos encuentren

                            gastados y dispersos
                                              solo arena y viento.


                            De: Bajo el Terebinto  (2017)



                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario