viernes, 13 de enero de 2017




                                                                                                             



                                                                                                                 1980

Qué inquietud es la que retumba en el cerebro
de quien se despide de los zorzales
embarazados de azul distante
mientras crece el ayer
contra esa mujer irreverente
que alguna vez se tentó
arrojando al vértigo de los astros
su palio de sueños
en un lugar de álamos y acequias
que todavía no se ha perdido
y se acaricia con páginas del mar
como esos flecos de oro de las nubes
         que iluminan a los amantes en el espejo
                           volviendo
          al pasillo de la noche más bella
                                                                            subiendo.
                                                subiendo

           al galope del caballo     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada