viernes, 16 de diciembre de 2016





                                                                    a J. C. R.

Podemos recuperar el encuentro                    
concedernos el viaje
mecido por el único instante
de amor en el universo

pero 
todavía nos falta algo

arrojarnos
a la partitura de las aves
                  gastarnos en el viento.