jueves, 16 de junio de 2016


Yo me había nacido en espesura de nogales
me había nacido con las uvas madurando
en la bordura de la acequia
y de las nubes del alba
me había nacido
en los ojos del potro bayo
en su quieto olor caliente me había nacido
en el deseo de morder la luna
ahuecada en las higueras
y en el cortejo del sueño
columpiando mariposas me había nacido
en la videncia amarilla del puma
en el azaroso andar del zorro
en la ese de la víbora barriendo
la luz del lucero me había nacido
con el murmullo de las chalas
la oración de los coyuyos
el sentimiento de lo azul
carbonizado en el brasero de la noche
violín       agua de lluvia       firmamento
urdimbre donde yo me había nacido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario