domingo, 5 de julio de 2015





El pescador guarda
sus liturgias amordazadas
           en la bolsa azul
de la canción que acerca los peces

un caballo acierta a flotar
sobre los árboles del crepúsculo
           extiendo la mano
y me aferro al murmullo
           de las crines
que sacuden los tonos del aire

siluetas giran con el viento
           otoño despellejando
el parpadeo de un viejo mendigo
despierto por el rumor de los peces
que buscan la canción del pescador
           del otro lado del mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario