jueves, 22 de agosto de 2013

Anoche


He tropezado con este baúl de lágrimas
con este humo incierto
haciendo el vuelo de una garza
con la misma duda
huésped de la memoria
y se enmarañaron ausencias por el camino
que sólo baja
cargado de seres que no se ven
pero hablan
y son oleadas de lenguaje falaz
abandonando el desapego del desierto

con ellos y con las piedras 
miro las estrellas
hasta perder mis ojos en su silencio

después robo tu sombra
           para alcanzarte cuando te alejes
y me pongo a quebrar la lluvia
frente al corazón de la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario