domingo, 13 de mayo de 2012

Poema X







Alguien viene y se queda, 
inmóvil,
reclamando del recuerdo
la mirada mágica,
el giro de la sangre del corazón celebrante,
el laberinto del tiempo que viene y va,
jinete ciego y vagabundo
desvelado en treguas del camino.


Alguien pisa la huella de un rostro
y se levanta la sombra con su lágrima suelta.
Olor a viento lejano
se anuncia en la punta de sus dedos,
cicatriz de nieve y bosque,
plegaria de mar en el ojo de la tarde.


Caen las nubes como liebres fugaces.
Descalzas de invierno
despiertan el bisturí del horizonte.




(De: Samotracia - 1999)

No hay comentarios:

Publicar un comentario