martes, 16 de agosto de 2011

Hay un momento...

Hay un momento de cristal,
puro e inmenso
en medio de todos los misterios.
Momento inmóvil,
de presagio estremecido,
preludiando la espada
del rayo
que deslumbra y sacude
al roble de los bosques.
Entre los hombres,
es un destello el puñal
que asoma
intentando colmar
con imitaciones del amor,
la intemperie.

(De: SEPARATA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario