sábado, 25 de junio de 2011

Poema 33

                     III

Alguien que me escuche
antes del vértigo de la partida
la cizaña del sordo
el ojo que no sabe volar
violines que me encuentran
y me lavan
seremos luz
viento de luz
sin hogar en el mundo
sólo en la luz
vértigo del vino derramado
acunando fisuras
patria sin nombre
dicen sin alma
puente sin alma
camino calles perdidas
sin fronteras
una música quieta
me alumbra
la otra parte del mundo
es tan bella
pero tan bella
como la madre
sin muerte
y sonriendo.


(De: Detrás del Hilo Azul - 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario