sábado, 18 de junio de 2011

Espacios

Soplaba el viento
y hacía tu cuerpo el olor de mi piel.
Palpaba espacios el infinito
mirando cumbres ilusorias
en azul de agua y firmamentos.
Vagábamos asombrados,
plenos del sabor de claridades.
Despiertas entre nubes las manos
saciaban lo prohibido
y se colmaba de soledad la lluvia
que no podía ya tocarnos.
           Afuera era adentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario