lunes, 23 de mayo de 2011

Ritual

Si no tuviera la voz gastada
otra vez te llamaría,
pero nacen alas de la noche
y debo ir sola
a desintegrar en polvo
la mano que sostiene
el costado de tu sueño.
La que ahora te habla
es quien te amó,
pero ya no te ama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario