sábado, 21 de mayo de 2011

Invierno

Puedo soltar mi pelo y golpearlo
contra el lila de la tarde,
arrancarle al río su gesto invernal,
y entre barcas deslizarme como un pájaro
que acecha el agónico abandono del agua
en brazos de la espuma fugitiva.
No puedo sostener la palabra que cae
y se hace trizas como un guijarro gastado.

Todo y nada puedo.

Y las velas de las naves en la bruma
empujándome al puñal de la intemperie.

(De: Samotracia - 1999 )

No hay comentarios:

Publicar un comentario